Infectología Actual
  Infectología Actual
Inicio | Actualidad en enfermedades infecciosas | Prevención | Temas de infectología | Notas de interés | Contacto


Hospital Francisco J. Muñiz

  PREVENCIÓN  
   
  Infecciones de
transmisión sexual
(ITS)
[ + ]
 
  - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
  PREVENCIÓN
Campaña de vacunación contra el sarampión, la rubéola y la poliomielitis [ + ]
 
  - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
  ACTUALIDAD
Nuevas recomendaciones para
el inicio de tratamiento antirretroviral en personas con enfermedad por el VIH
[ + ]
 
  - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
   
  Dr. Luis Trombetta
curriculum profesional
 
  - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
  CONSULTA [ + ]  
  - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
  CONSULTORIO
Tel 4822 5181
contacto@infectologiaactual.com.ar
Pte. José E. Uriburu 1076
PB 4 CABA (1114)
 
     
.:

La rabia

 
         
 

La rabia es una enfermedad viral conocida desde la más remota antigüedad.
La palabra rabia significa “locura” en latín y está relacionada con la palabra en sánscrito que denomina la violencia, rabhas.
Ya el código babilónico de Eshuma (siglo XXIII a.C.), contiene la primera mención conocida de la enfermedad.
Pasteur fue quien introdujo la primera vacuna contra la rabia en 1885.
Es una enfermedad enzoótica (enfermedad que afecta a una o más especies animales en un determinado territorio, por causa o influencia local), y a veces epizoótica (cuando afecta a un número inusual de animales al mismo tiempo y lugar y se propaga con rapidez).
La epidemiología de la enfermedad en los seres humanos refleja la situación de la enfermedad en los animales, en un área determinada.

En los países más pobres, en los que la rabia canina es habitual, los casos humanos se originan en la mordedura de perros; en cambio en los más desarrollados en los que estos animales están inmunizados, la rabia humana suele deberse a la exposición a animales salvajes infectados.

En países no desarrollados, la rabia afecta sobretodo a los animales domésticos y salvajes.
En cambio en los países desarrollados hace tiempo que se erradicó la enfermedad en los animales domésticos, con lo que el grupo más afectado es el de los animales salvajes.
El pronóstico de la enfermedad establecida, es fatal.

Excepcionalmente se conocen pocos casos de rabia en personas que sobrevivieron a la enfermedad.
El control de la rabia en los animales es esencial para la prevención de la enfermedad humana.
La mejor forma de prevenir la enfermedad es con la vacunación de los animales domésticos y el cuidado de nuestras mascotas.

La vacunación de perros y gatos debe estar supervisada por un veterinario, ya que la administración inadecuada puede producir una inmunización insuficiente.
En algunos países con aumento de la prevalencia de rabia, se ha recomendado la vacunación del ganado.
La vacunación en animales salvajes es una medida eficaz de salud pública que puede realizarse mediante la administración de vacunas orales incorporadas en alimentos. La experiencia fue realizada en Bélgica durante 4 años, donde casi se llegó a eliminar la rabia entre la población de zorros.
Lógicamente, la extensión territorial, la diversidad de especies y los costos, limitan su empleo.
La profilaxis pre exposición en personas, se reserva para aquellos que enfrenten un riesgo elevado de contagio: veterinarios, trabajadores de laboratorio que manipulen el virus, espeleólogos o personas que planean viajar a países de alta prevalencia de rabia canina.

La profilaxis consiste en la vacunación previa para los casos seleccionados.
El tratamiento postexposición se realiza en personas que han sufrido un evento considerado de riesgo: mordedura canina o felina, de acuerdo incluso al área geográfica donde ocurrió la exposición (prevalencia de la rabia en el área), y si se puede mantener la observación del perro o gato durante los siguientes 10 días a la exposición (mordedura, exposición a la saliva del animal).
Es fundamental la higiene inmediata de la herida.
Un lavado a fondo con una solución jabonosa puede reducir el riesgo de contagio hasta en un 90%.
El paso siguiente es la consulta inmediata al médico y/o al centro especializado de referencia.
El tratamiento post exposición (basado en anticuerpos –inmunoglobulina antirrábica- y vacunas) es indicado por los profesionales especializados en el tema.

 
· La Gripe
· El Sarampión
· La neumonía
· El dengue
· Chikungunya
· Ebola
· La Rabia
· Varicela
· Enfermedad por el Virus
de la Inmunodeficiencia Humana
· Generalidades
sobre neumonías
· Neumonía aguda
de la comunidad
· Características del mosquito Aedes aegypti,transmisor del dengue
· Las infecciones de transmisión sexual (ITS)
· Enfermedades de transmisión hídrica 
· Tuberculosis en inmunocompetentes e inmunodeprimidos
· Histoplasmosis en pacientes HIV positivos
· Diagnóstico
de la histoplasmosis diseminada asociada al sida
· Radiología pulmonar
en pacientes
con histoplasmosis asociada al sida
· Virus linfotrópicos humanos tipos I y II
· Generalidades sobre retrovirus
· Evaluación de los pacientes HIV positivos con diarrea
· Paracoccidiodomicosis
· La tuberculosis
¿una enfermedad emergente?
· Histoplasmosis diseminada. Revisión de imagenes
· Infección urinaria 2017
· Neumonía aguda por Haemophilus influenzae, Staphylococcus aureus 
y Streptococcus 
pneumoniae 
en un
varón adulto con inmunodeficiencia común variable.
· Difteria
· Algo más sobre el sarampión

 
 


Un caso particular constituye el contacto con murciélagos enfermos, que como fue observado en los EEUU, ha cambiado la epizoología de la rabia (es decir, la epidemiología en los animales), modificando los reservorios habituales.
En consecuencia resulta de relevancia el contacto con murciélagos “caídos” y otros animales salvajes.

El Departamento de Epidemiología difundió en diciembre de 2014 un completo informe sobre la situación en Argentina.

Nuestro país es considerado de riesgo intermedio.
La rabia ocupa todos los continentes excepto en Antártico y más del 95% de las muertes humanas han ocurrido en Asia y Africa.
El último caso de rabia humana en Argentina se produjo en 2008 en la provincia de Jujuy. En 2014, en los meses de junio y julio se diagnosticaron 3 casos de rabia canina (2 confirmados y 1 probable), en la localidad de Salvador Mazza, provincia de Salta.
En la Ciudad de Buenos Aires se registró el último caso de rabia animal en el ciclo terrestre en el año 2008, después de 27 años sin registro de casos. El 15 de marzo (semana epidemiológica 11) enfermó un felino hembra que había estado en contacto con un murciélago caído. En el mes noviembre del mismo año se diagnosticó un canino positivo a rabia que vivía en el barrio del Abasto y había ingresado al país desde Bolivia.
El último caso mortal de rabia humana en la Ciudad había ocurrido en 1976.

Importante:
La mayor parte de los casos de personas y animales domésticos de compañía expuestos a la rabia por mordedura de murciélago se debe a accidentes al tocar un animal enfermo. La rabia en murciélagos insectívoros se manifiesta por alteraciones en sus hábitos de vida: comienzan a volar de día porque la enfermedad afecta su sentido de orientación, o caen vivos por alteraciones musculares en las alas. Si bien no atacan, reaccionan mordiendo cuando una persona o animal intenta tomarlos.

Recomendación:
La tenencia responsable de los animales domésticos de compañía y su vacunación es clave para la prevención de la rabia. En el caso de los murciélagos se debe evitar el contacto humano o del animal doméstico con el quiróptero (murciélago)

Ante el hallazgo de un murciélago cubrirlo con un recipiente y comunicarse con el Instituto de Zoonosis Luis Pasteur (Tel: 4958-9900) para su traslado y examen.

Ante el contacto accidental con un animal sospechoso de rabia, es necesario consultar al Servicio de Profilaxis Antirrábica –Pabellón Romano Hospital de Agudos “Carlos G. Durand”. Diaz Velez 5044. En caso de notarse una lesión, lavar la herida inmediatamente con abundante agua y jabón, y concurrir a la consulta médica. Cuando esté indicado, debe aplicarse la vacuna en los primeros días desde la exposición, dado que su efectividad disminuye según el paso del tiempo desde que se produjo la lesión.

Fuentes consultadas:
Mandell y Bennett. Enfermedades Infecciosas. 7ª edición.
http://www.msal.gov.ar/index.php/component/content/article/48/99-rabia

Departamento de Epidemiología
Tel: 4123-3240-42 epidemiologiacaba@buenosaires.gob.ar / rforlenza@buenosaires.gob.ar

 
     
     
   
  CALENDARIO
NACIONAL
DE VACUNACIÓN

Disponible en: [ + ]
 
  TEMAS DE ACTUALIDAD
VIH. Calidad de vida y prevención temprana.
Por OMS/OPS [ + ]

 
  GRIPE
Recomendaciones
para la prevención
de la gripe.
[ + ]